martes, 6 de noviembre de 2012

INTELIGENCIA NATURALISTA (FÁTIMA GONZALES TÁVARA)



INTELIGENCIA NATURALISTA

I.              RESUMEN
Todos las personas que vivimos en este mundo deberíamos ser amantes de la naturaleza, sin embargo hemos ido perdiendo contacto con ella, ya no la cuidamos, no nos damos cuenta que somos parte de la misma y no le damos importancia a esa habilidad naturalista que todos debemos desarrollar.
La inteligencia naturalista es la habilidad para observar, reconocer, seleccionar, ordenar, discriminar, clasificar, reflexionar,  cuestionar y experimentar los organismos vivos existentes tanto del ambiente urbano o rural; esto implica entender el mundo natural y nuestra relación con ella. La podemos detectar en los niños por su amor a las mascotas y a las plantas y son curiosos del mundo natural así como el construido por el hombre.
Existen múltiples maneras de estimular en el niño y en el adolescente esta inteligencia para un descubrimiento del mundo natural y para estimular la fascinación por develar los misterios del planeta. Además del uso de la vista para valorar el ambiente natural, es importante desarrollar juegos para estimular la curiosidad infantil: visitar y mojarse en un río; observar silenciosamente el viento, el mar, un atardecer; oler diversas plantas, flores y especias; pasear por el jardín botánico, el zoológico o el bosque; hacer un día de campo; montar a caballo; distinguir los distintos sonidos que produce la naturaleza, entre otras actividades al aire libre.

CONCEPTOS CLAVES: inteligencia naturalista, observación, reconocer, seleccionar, discriminar, clasificar, reflexionar, cuestionar, experimentar, animales, plantas, medio rural y urbano.

II.                ABSTRACT
We all the persons that we live in this world should be lovers of the nature, nevertheless we have been losing contact with her, already we do not take care of it, do not realize that we are a part of the same one and do not give him importance to this naturalistic skill that we all must develop.
The naturalistic intelligence is the skill to observe, to recognize, to select, to order, to discriminate, to classify, to think, to question and to experience the alive existing organisms so much of the urban or rural environment; this implies understanding the natural world and our relation with her. We can detect it in the children for his love to the pets and to the plants and they are onlookers of the natural world as well as the constructed one for the man.
There exist multiple ways of stimulating in the child and in the teenager this intelligence for a discovery of the natural world and to stimulate the fascination for unravel the mysteries of the planet. Besides the use of the sight to value the natural environment, it is important to develop games to stimulate the infantile curiosity: to visit and to be wetted in a river; to observe silently the wind, the sea, a late afternoon; to smell diverse plants, flowers and spices; to walk along the botanical garden, the zoo or the forest; to do a field day; to mount astride; to distinguish the different sounds that the nature produces, between other activities outdoors.

KEY CONCEPTS: naturalistic intelligence, observation, to admit, to select, to discriminate, to classify, to think, to question, to experiment, animals, plants, rural and urban way.

III.          TEMA Y ARGUMENTO

¿QUÉ ES INTELIGENCIA?

Howard Gardner define la inteligencia como: LA CAPACIDAD DE RESOLVER PROBLEMAS O  ELABORAR PRODUCTOS QUE SEAN VALIOSOS EN UNA O MAS CULTURAS. La importancia de la definición de Gardner es doble: Primero, amplía el campo de lo que es la inteligencia y reconoce lo que todos sabíamos intuitivamente, y es que la brillantez académica no lo es todo. A la hora de desenvolvernos en esta vida no basta con tener un gran expediente académico.
Al definir la inteligencia como una capacidad Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. Gardner no niega el componente genético.

INICIO DE LA INTELIGENCIA NATURALISTA

Howard Gardner, describía 7 tipos diferentes; pero en 1995 agregó la Inteligencia Naturalista. Tomando en cuenta diversos aspectos cognoscitivos como observación, selección, habilidades de ordenación y clasificación, reconocimiento de secuencias de desarrollo, así como la formulación de hipótesis, aplicados en forma práctica en el conocimiento del medio, Gardner consideró que ésta merecía reconocimiento como inteligencia independiente.
Gardner explica que originalmente solo hubiera postulado la Inteligencia lógico-matemática y que de ésta se desprendiera la inteligencia naturalista. Sin embargo, lo que diferencia a ambas inteligencias es su aplicabilidad. Mientras en la lógica-matemática se tiende a la abstracción y solución de problemas en forma mental; en cambio la inteligencia naturalista emplea estas capacidades para acercarse al mundo tangible y cercano de la naturaleza y buscar aplicaciones de tipo práctico y cotidiano.
En la Teoría de las Inteligencias Múltiples, Gardner hipotetiza que este tipo de inteligencia debió tener su origen en las necesidades básicas de los primeros seres humanos, ya que su sobrevivencia dependía en gran parte del manejo de su medio ambiente y del reconocimiento que hicieran de especies útiles y perjudiciales, de la observación del clima y sus cambios y de ampliar los recursos disponibles para su alimentación.
Podemos afirmar en ese sentido que desde el principio de la historia y en todas las culturas las personas que aportan su intuición y conocimientos para reconocer las especies útiles y perjudiciales, así como para clasificar sus propiedades y usos, son muy apreciadas por los beneficios que con su saber aportan a su comunidad y a veces ocupan lugares privilegiados en la sociedad.

¿QUE ENTENDEMOS POR INTELIGENCIA NATURALISTA?

La Inteligencia Naturalista o medioambiental se refiere a la habilidad de reconocer y clasificar plantas; toda la variedad de flora y fauna, rocas, minerales, animales y nimiedades del entorno. El estudiante con inteligencia naturalista es bueno para reconocer y clasificar artefactos. Por lo tanto es una competencia que sirve para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos.
El naturalista suele ser hábil para observar, identificar y clasificar a los miembros de un grupo o especie e incluso para descubrir nuevas especies. Su campo de observación más afín es el mundo natural, donde puede reconocer flora y fauna y utilizar productivamente sus habilidades en actividades de caza, ciencias biológicas y conservación de la naturaleza. Pero puede ser aplicada también en cualquier campo de la ciencia y la cultura, porque las características de este tipo de inteligencia se relacionan a cualidades de personas dedicadas a la investigación y que siguen los pasos del método científico.

¿CÓMO IDENTIFICAR,  ESTIMULAR Y DESARROLLAR LA INTELIGENCIA NATURALISTA?
Las personas con Inteligencia Naturalista tienen un especial gusto y habilidad para percibir fenómenos, observar y comparar datos, clasificarlos, extraer los significados, formular y poner a prueba hipótesis. En pocas palabras, tienen gusto por la investigación y son muy observadores. Todas estas destrezas son propias del método científico y por lo tanto cualquier persona que tiene inclinación por la investigación; más allá del tema o campo donde la cumplimente, tiene afinidad con este tipo de inteligencia.
Algunas personas desarrollan esta inteligencia aun en ambientes limitados cuando en sus hogares abundan las plantas, flores y/o animales domésticos.
Existen múltiples maneras de estimular en el niño y en el adolescente esta inteligencia para un descubrimiento del mundo natural y para estimular la fascinación por develar los misterios del planeta. Además del uso de la vista para valorar el ambiente natural, es importante desarrollar juegos para estimular la curiosidad infantil: visitar y mojarse en un río; observar silenciosamente el viento, el mar, un atardecer; oler diversas plantas, flores y especias; pasear por el jardín botánico, el zoológico o el bosque; hacer un día de campo; montar a caballo; distinguir los distintos sonidos que produce la naturaleza, entre otras actividades al aire libre.
También se estimula al desarrollar la sensibilidad de observación para entender el comportamiento, necesidades y características de los animales. Asimismo, es conveniente animar la habilidad para trabajar con las plantas; es importante instar a los niños para que descubran el mundo natural, legitimar los descubrimientos y suscitar el encanto al observar la conducta de animales.
Del mismo modo, para desarrollar esa inteligencia, se recomiendan las visitas a parques botánicos y zoológicos; la sensibilización para la protección del medio ambiente y cuidado de mascotas; la preparación de un huerto colectivo y cuidado de una planta personal; la exploración de un río o arroyo; el empleo de habilidades en la percepción de paisajes; la construcción de cuentos a través de las nubes; el uso de terrarios y acuarios para la percepción de la vida y su evolución; los recorridos en museos de historia natural; la participación en campamentos; la separación de desechos y basura, y la participación en clubes de excursiones y campismo.
Mediante la actividad de coleccionar los niños y jóvenes ponen en práctica muchas habilidades puesto que observan, reconocen y procesan la información, clasifican, organizan y buscan en los libros datos acerca de los objetos de su colección, independientemente de que tipo de objetos se trate.
Fomentando la observación. En este aspecto la niñez y juventud actuales son capaces de percibir muchos más datos del entorno informático que un adulto cuando ambos compiten en los videojuegos, pero es necesario fomentarles estas destrezas al estar en contacto con el mundo real.

¿QUIÉNES DESARROLLARON ESTA INTELIGENCIA?

Probablemente, su ubicación se encuentra en el hemisferio derecho del cerebro y ha sido desarrollada por campesinos, jardineros, botánicos, biólogos, veterinarios, entrenadores de animales y geógrafos, entre otros. Se presenta en los alumnos que aman a los animales y las plantas; reconocen y les gusta investigar características del mundo natural.
Personajes con estas características son los que han estudiado la vida en este planeta como son los biólogos, los botánicos, los ornitólogos, los ecólogos y recientemente los ambientalistas. Charles Darwin, Gregorio Mendel, Morgan, etc. son ejemplo de ellos.
Así se valoran las habilidades del hierbero, el cazador, el cocinero que utiliza y combina especies, el jardinero que conserva y cultiva la flora, entre otros que sustentan una inteligencia de este tipo.
La inteligencia naturalista se desarrolla en las personas que muestran interés por el mundo natural, con una extrema sensibilidad para identificar y entender el paisaje y para lograr un cierto sentimiento de éxtasis ante la naturaleza.

¿CÓMO DESARROLLAR LA INTELIGENCIA NATURALISTA EN EL AULA?

Decía Ezra Pound que la genialidad es “la capacidad para ver diez cosas en el lugar donde el hombre común sólo ve una”. Esta frase puede ayudar mucho para jugar con los niños y jóvenes a redescubrir su medio ambiente, observar su entorno y verlo de nuevo. Y esto puede reforzarse utilizando en ocasiones la vista o por el contrario vendando los ojos y estimulando el oído, el tacto, el olfato y el gusto prescindiendo de la vista, fomentando las sensaciones perceptuales y ayudando a concentrarse en detalles que normalmente pasan inadvertidos.

- Caminatas a ciegas pueden hacerse en el jardín, en el patio, en el parque o en un día de campo y comentar luego las sensaciones.

- Identificar objetos que previamente se introdujeron en una bolsa, es un ejercicio que estimula el sentido del tacto, pero también la elaboración de preguntas encaminadas a adivinar de qué objetos se trata, ya que con esto se estimulan habilidades del pensamiento como: clasificación, inferencias y formulación de hipótesis, entre otras.

- Observar con una lupa o papeles de colores.

- Dibujar directamente un objeto (sin ver el papel) como una forma de observación atenta.

- Ver en qué se parecen y en que se diferencian dos animales o dos paisajes.

- Adoptar un árbol, sembrar algunas semillas y muchas de las tareas escolares en las áreas de geografía y ciencias naturales, son buenos pretextos para inducir el gusto por la investigación.

- Visitas a sitios de interés, ya sea por Internet o en una ciudad o un pueblo.

- Se pueden realizar visitas a acuarios, jardines botánicos, viveros, museos, zoológicos, procurando que el niño explore libremente, utilizando su fascinación y posteriormente oiga sus observaciones y comentarios.

- Procuremos hacerle preguntas que le ayude a clasificar y ordenar la información.

- Actividades obviamente descriptivas, identificación y categorización del ambiente que nos rodea, aprendizaje práctico y excursiones por la naturaleza en general.

            INTERESES DE LOS NATURALISTAS

*      Abordan el aprendizaje acerca de los ciclos vitales de la flora o fauna y las etapas de producción de objetos fabricados por el hombre.

*      Se interesan por la manera en que cambian y evolucionan los sistemas.

*      Muestran interés por las relaciones que se establecen entre las especies (animales y vegetales) y/o el intercondicionamiento de los sistemas naturales y humanos.

*      Se interesan en utilizar herramientas de observación como: lupa, microscopio, binocular, telescopio, cuaderno de nota o computadora para estudiar organismos o sistemas.

*      Muestran interés por las carreras de biología, ecología, medicina, química, zoología, ingeniería forestal o botánica, entre otras.

*      Desarrollan nuevas clasificaciones y teorías acerca de los ciclos vitales o que revelen nuevos patrones e interconexiones entre objetos y sistemas.

Las destrezas de la inteligencia naturalista pueden ser aplicadas a muchas áreas del                           conocimiento, ya que entre sus capacidades primordiales encontramos: observación,                              reflexión, establecimiento de conexiones, clasificación, integración y comunicación de                            percepciones acerca del mundo natural y humano. Además, las destrezas de este tipo de inteligencia son útiles para cualquier aprendizaje y sobre todo en actividades de      investigación científica.

                  ACTIVIDADES QUE DESARROLLAN LA INTELIGENCIA NATURALISTA

- Observando la naturaleza.

- Saliendo al campo.

- Haciendo experimentos en la naturaleza.

- Seleccionando artículos sobre la naturaleza.

- Llevando diarios de trabajos en la naturaleza.

- Aprendiendo nombres de fenómenos naturales.

- Aprendiendo características del mundo natural.

- Utilización de instrumentos (binoculares, microscopios, lupas, etc.), para estudiar la naturaleza.

- Dibujando o fotografiando objetos naturales.

- Paseos, escalar en la naturaleza.

- Realizando trabajos de jardinería.

- Cuidando animalitos.

- Trabajando en proyectos de preservación de la vida silvestre.

- Construyendo lugares para que las aves y los animales se alimenten.

- Visitar zoológicos y jardines botánicos.

- Aprendiendo del trabajo realizado por naturistas famosos.

- Trabajar medio natural, explorar seres vivientes, aprender de plantas y temas de la naturaleza Participar en la naturaleza, hacer distinciones.

- Entendiendo la naturaleza, haciendo distinciones, identificando la flora y la fauna NATURALISTA Trabajando solo, haciendo proyectos a su propio ritmo, teniendo espacio, reflexionando.

IV.       ORGANIZADORES

 




V.        ANALISIS VALORATIVO

Es bueno saber que la naturaleza tiene gran importancia y que su cuidado, atención, conservación se vea como una inteligencia que se de puede desarrollar.

Gardner nos muestra esta inteligencia como una parte esencial de nuestra vida, porque ayuda a desarrollar la capacidad de observar, identificar, cuidar nuestro medio, para poder así ayudar a que nuestro planeta mejor. Los niños que se identifican con este tipo de inteligencia el día de mañana pueden ser grandes científicos que busquen la cura para disminuir la contaminación y depredación de nuestros medios.

 VI.       CONCLUSIONES

Investigan ámbitos humanos de la cultura, la ciencia y el mundo de la naturaleza con interés y entusiasmo.

Los naturalistas aprovechan oportunidades para observar, identificar, interactuar con objetos, plantas o animales y para encargarse de su cuidado.

Los naturalistas establecen categorías o clasifican objetos según sus características, propiedades y particularidades.

Los que tienen Inteligencia Naturalista demuestran deseos de comprender “cómo funcionan las cosas”.

Las personas con Inteligencia Naturalista identifican patrones de semejanza o diferencia entre miembros de una misma especie o clases de objetos.



BIBLIOGRAFÍA


Antunes, C. (1999). Estimular las inteligencias múltiples: qué son, cómo se manifiestan, cómo funcionan. Madrid: Narcea.
FACHSE. (2007). Pedagogía para el siglo XXI. Lambayeque: Fondo Editorial FACHSE.
Gardner, H. (1995). Estructura de la mente. Madrid: PAIDOS.
Perry, S. K. (1994). Piensa rapido. Divertidos y originales juegos mentales para niños inteñigentes. Mexico: SELECTOR.
Suazo Díaz, S. (2007). Inteligencias Multiples: Manual práctico para el nivel elemental. Estados Unidos: Universidad Puerto Rico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada